El Viejo Archivero (Sección de MicroHobby)

De WikiCAAD, la enciclopedia aventurera.

(Redirigido desde El Viejo Archivero)
El Viejo Archivero visto por Mónica Samudio en MicroHobby nº188.

Para otros usos del término ver: El Viejo Archivero (desambiguación).

El Viejo Archivero fue una sección de la revista MicroHobby escrita por Andrés Samudio entre diciembre de 1987 y enero de 1992 dedicada a responder dudas sobre aventuras conversacionales.

Contenido

Historia y características

Primera página de El Viejo Archivero aparecida en MicroHobby nº158.

Origen y evolución de la sección

Cuando Andrés Samudio comenzó a escribir para MicroHobby su serie El Mundo de la Aventura (en el nº146 de la revista), se planteó inmediatamente la posibilidad de incluir un consultorio exclusivo dedicado a las dudas sobre aventuras conversacionales. Al final de la primera entrega de El Mundo de la Aventura se animaba a los lectores a enviar sus consultas y cartas indicando en el sobre "Los Archivos del Aventurero". Seis meses más tarde (nº 158) aparecía la primera entrega de El Viejo Archivero, con lo que a partir de ese momento todas las dudas de aventuras abandonaban el consultorio general y pasaban a la nueva sección.

Si bien la sección no pretendía ofrecer soluciones completas sino respuestas a preguntas concretas de distintas aventuras, lo cierto es que en los primeros números sí se ofrecieron bastantes mapas y especiales de pistas sobre varias aventuras, especialmente anglosajonas.

A partir del nº190 la sección fue poco a poco dedicándose a dudas puntuales sobre diversas aventuras, fundamentalmente españolas y en especial las de Aventuras AD.

La sección se publicó hasta el nº217, último de la revista.

Estilo

Retrato del Viejo Archivero realizado por Paco Zarco aparecido por primera vez en MicroHobby nº192 como cabecera de la sección. Con el tiempo llegó a ser el emblema de los momios del CAAD.

El Viejo Archivero no era tan solo un consultorio sobre aventuras. Andrés Samudio inventó toda una serie de personajes fantásticos, de los cuales el principal era el mismo Archivero, que desde un tenebroso castillo de los Cárpatos y con un estilo humorístico, iban dando pistas, mapas, consejos y respuestas a los lectores. Gracias a este tono imaginativo y desenfadado la serie se convirtió pronto en una de las más populares de la revista, y era seguida incluso por lectores no aficionados a las aventuras.

Personajes

Smaug, Hebilla de Calatayud y el Yiepp vistos por Guisela Samudio, ilustración aparecida en MicroHobby nº192.

Entre los personajes que poblaron el mundo de El Viejo Archivero cabe recordar a:

  • El Viejo Archivero: alter-ego del propio Andrés Samudio, se presentaba como un decrépito anciano, algo cascarrabias, celoso guardián de la sabiduría aventurera. En ocasiones es llamado momio, denominación que posteriormente definirá en la jerga aventurera a los aventureros veteranos.
  • Smaug: apareció en el mismo nº158, inmenso ser volador de incendiario aliento y fétidas ventosidades que acompañaría fielmente al Viejo durante su periplo por MicroHobby. El dragón era una suerte de homenaje del autor a "El Hobbit", juego del que era un apasionado entusiasta, así como del mundo de Tolkien, como confesó en múltiples ocasiones desde sus propias páginas. Inclusive, se permitiría la licencia de explicar en el nº208 cómo el Archivero rescató al dragón de su muerte a manos del mismísimo Frodo Bolsón.
  • El Yiepp: una especie de injerto abominable entre una saltamontes que ronda permanentemente ebria por los rincones de mi castillo y un libidinoso gnomo. El Yiepp apareció por primera vez en MicroHobby nº189. Samudio afirmó en más de una ocasión que se trataba de un "verdadero experto en aventuras españolas", con las que a menudo echaba una mano en la sección, lo que hace pensar en Juan José Muñoz Falcó, fundador y entonces director del CAAD.
  • Hebilla de Calatayud: la fermosa doncella Hebilla de Calatayud, se dio a conocer en MicroHobby nº192 y que firmaría con el propio Andrés Samudio los últimos números de El Viejo Archivero. Hebilla tenía la insana costumbre de comerse a los intrépidos aventureros y otros pretendientes, razón por la cual casi siempre estaba royendo algún meñique. Aunque nunca se explicitó en las páginas de MicroHobby, parece que Hebilla era, en realidad, Eva Samitier, secretaria de Aventuras AD, que pacientemente contestaba a las cartas de los lectores ante el ingente trabajo del Andrés Samudio.
  • Juanmilla: En MicroHobby nº203 apareció un último personaje, bajo el descriptivo epígrafe: Juanmilla se une a la Pandilla. Algunos aficionados sospechan que se trataba de Juan Manuel Medina, programador de los últimos títulos de Aventuras AD.

Ilustraciones

Ilustración de Mónica Samudio en MicroHobby nº215.

Además de ilustraciones procedentes de las propias aventuras o de sus carátulas, muchos de los artículos de El Viejo Archivero contaron con las ilustraciones de las dos hijas de Andrés Samudio, Mónica y Guisela. Guisela fue la primera en publicar uno de sus dibujos en MicroHobby nº169, para El Mundo de la Aventura, a la que frecuentemente solía dedicarse, Mónica se encargó principalmente de las ilustraciones del El Viejo Archivero; su primera ilustración apareció en MicroHobby nº184.

Índice general de contenidos

Portada de MicroHobby nº158 donde se anuncia el inicio de la nueva sección El Viejo Archivero.

Las aventuras comentadas en extenso fueron:

Véase también

Enlaces externos

Herramientas personales